Productos de la miel

¿La miel cristalizada es buena?

La cristalización de la miel es poco comprendida por el público consumidor. Muchos asumen que la miel cristalizada está adulterada o «manipulada». Esto no es cierto.

La verdadera miel de abeja se cristaliza.

El proceso de cristalización es natural y espontáneo. La miel pura, cruda y sin calentar tiene una tendencia natural a cristalizar a lo largo del tiempo sin ningún efecto en la miel más que el color y la textura, ésta mantiene sus propiedades benéficas durante mucho mucho tiempo.

Es más, la miel cristalizada en realidad conserva el sabor y las características de calidad de su miel. Muchos usuarios la prefieren en este estado ya que es más fácil de untar en pan o tostadas. De hecho, algunas recetas de miel cruda pueden ser más fáciles de hacer con miel parcial o totalmente cristalizada.

La miel cristalizada también sabe más rica. Cuando la miel está en estado cristalizado, tarda más tiempo en derretirse en la lengua, permitiendo que todas las papilas gustativas se activen y capten las sutilezas especiales de este producto:

Recuerda que nos dedicamos a la venta de miel pura y natural, visita nuestra tienda haciendo clic aquí

Tipos de cristalización.

Algunas mieles se cristalizan uniformemente; otras se cristalizan parcialmente y forman dos capas, con la capa cristalizada en el fondo del tarro y un líquido en la parte superior.

Las mieles también varían en el tamaño de los cristales formados. Algunas forman cristales finos y otras grandes y arenosos. Cuanto más rápido se cristalice la miel, más fina será la textura. Y la miel cristalizada tiende a establecer un color más claro/palido que cuando está líquida. Esto se debe al hecho de que el azúcar de la glucosa tiende a separarse en forma de cristales deshidratantes, y que los cristales de glucosa son naturalmente blancos puros. Las mieles más oscuras conservan un aspecto marrón.

¿Todavía quieres saber más sobre la miel cristalizada?

La miel es una solución de azúcar altamente concentrada. Contiene más del 70% de azúcares y menos del 20% de agua. Esto significa que el agua de la miel contiene más azúcar de la que debería contener naturalmente. La sobreabundancia de azúcar hace que la miel sea inestable. Por lo tanto, es natural que la miel se cristalice ya que es una solución de azúcar sobresaturada.
miel cristalizada
Los dos azúcares principales de la miel son la fructosa (azúcar de la fruta) y la glucosa . El contenido de fructosa y glucosa en la miel varía de un tipo de miel a otro.

Generalmente, la fructosa oscila entre el 30 y el 44% y la glucosa entre el 25 y el 40%. El equilibrio de estos dos azúcares principales causa la cristalización de la miel, y el porcentaje relativo de cada uno determina si se cristaliza rápida o lentamente. Lo que se cristaliza es la glucosa, debido a su menor solubilidad. La fructosa es más soluble en agua que la glucosa y permanecerá fluida.

Cuando la glucosa se cristaliza, se separa del agua y toma la forma de pequeños cristales. A medida que la cristalización progresa y se cristaliza más glucosa, esos cristales se extienden por toda la miel. La solución cambia a una forma saturada estable, y finalmente la miel se espesa o cristaliza.

¿En conclusión? La cristalización de la miel es un regalo de la naturaleza.