Uso recomendado de la miel de abeja

Como alimento:

  • Para untar rebanadas de pan, queso, aguacates, frutos secos troceados, etcétera
  • Para realizar jugos o bien acompañar a frutas secas como el arrope.
  • Para dulcificar y robustecer los cereales del desayuno, el iogur o bien los preparados infantiles.
  • Para realizar todo género de pastas y pasteles.
  • Para hacer helados.

Como terapia:

  • Para sanar el catarro y la gripe: tomar al acostarse una taza de leche caliente con miel, jugo de limón y unas gotas de coñac.
  • Como tónico general: tomar un vaso de leche caliente al que se le agregan 3 cucharadas de miel, un huevo batido y una copa de vino desprendido.
  • Para eludir los constipados y la tos bronquial: se aconsejan las infusiones de miel con limón.
  • En el caso de gargantas irritadas: entremezclar 2 cucharadas soperas de miel, 2 de glicerina, una de jugo de limón y una gota de jengibre. Sostener esta mezcla caliente y tomarla cada 2 horas.
  • Para relajarse y conciliar el sueño: tomarse ya antes de acostarse un vaso de leche caliente con miel.
  • En el caso de artritis, reumatismo o bien calambres musculares: por su aporte de potasio la miel ayuda a soportar mejor esas enfermedades.
  • La Miel asimismo es buena para combatir la anorexia, los trastornos inquietos, las depresiones menores y las perturbaciones metabólicas relacionadas con la desnutrición.
  • En el caso de quemaduras, la aplicación de miel va a ayudar a calmar el dolor y a detener la capacitación de ampollas. En la IIª Guerra Mundial los centros de salud soviéticos utilizaban miel en los vendajes de los soldados.

Como cosmético:

En la piel: La Miel y la cera forman la base de muchas cremas cutáneas, mascarillas, lapiceros de labios y lociones para pieles ásperas y fisuras de las manos. Una de las mascarillas más utilizadas es miel con limón, genial para adecentar la piel, al tiempo que la mascarilla de miel con avena es muy empleada como exfoliante natural; no obstante lo más esencial es que la mascarilla se aplique con la piel limpia y se sostenga a lo largo de diez o bien quince minutos de manera que sus propiedades tengan tiempo de actuar en nuestra piel.

En el cabello: Para sostener un pelo sano y limpio, para lo que agregaremos una cucharada de miel al champú frecuente y de esta manera se evita la entrada de gérmenes al cuero capilar. Para los pelos secos, la mezcla de parte de miel con 3 unas partes de oliva produce una mascarilla hidratante genial siendo mayor su eficiencia cuanto mayor es el tiempo que continúa actuando sobre el pelo.