Recetas de cocina con miel de abeja

Aquí te mencionamos algunas de las más faciles recetas de cocina con miel de abejas:

Torrijas: Recortar en rodajas una barra de pan, mejor si es del día precedente. Rociarlas con leche tibia muy enmelada. Arrebozar las torrijas en huevo y freír en aceite muy caliente. Rociarlas con un almíbar de vino y miel.

Queso con Miel: Tomar pequeños pedazos de queso untados de miel con pan. El contraste entre el robusto sabor del queso y el dulce de la miel resulta delicioso.

Hojuelas: Batir 6 huevos en medio kilogramo de harina y incorporar una copa de aguardiente, un pellizco de sal y el agua precisa hasta conseguir una masa blanda. Afinar esa masa con un rodillo y cortarla en pedazos pequeños. Se fríe en aceite muy caliente y se sirve con miel.

Torta: Entremezclar un kilogramo de harina y 1 de miel hasta el momento en que formen una pasta. Incorporar un huevo, un tanto de agua y 1 cucharada de bicarbonato. Enhornar a lo largo de una hora a fuego moderado.

Compota: Cocer a fuego lento una mezcla de miel, agua y frutas; aromatizarlo con anís, canela y clavo; se deja enfriar en la nevera y se decora con un tanto de nata.

Manzanas asadas: Abrir un hueco en la manzana alrededor del rabillo y llenarlo de miel. Asar al horno.

Almendrado: Conseguir un jarabe mezclando doscientos gramos de azúcar y medio litro de agua. En otro recipiente, se calienta sin que hierva kilogramo y medio de miel. Entremezclar todo ello y incorporar ciento cincuenta gramos de almendras secas, torradas y troceadas. Poner porciones de esta masa entre obleas o bien en moldes que contengan una ligera capa de mantequilla.

Bombones: En un recipiente se ponen un kilogramo de azúcar, 1/2 de miel y 4 cucharadas de manteca. Una vez cocido, se agrega 1/2 de nata fresca, un tanto de café cargado y anís.

Caramelos: Se funde a fuego lento por igual agua, miel y azúcar. Cuando todo esté bien mezclado y “a punto de caramelo” (en el momento en que una gota de esa mezcla se parta como el vidrio al echarla al agua), se vacía en moldes sutilmente untados de mantequilla. Dejar enfriar.

Turrón: En un recipiente se pone un kilogramo de miel, 2 de azúcar bien molida y la corteza de un limón. Se pone al fuego hasta el momento en que llegue a punto. Se deja enfriar y se añaden 8 claras de huevo batidas para merengue. La mezcla lograda se bate hasta el momento en que esté blanca. Se echa en un molde y se agregan almendras troceadas.

Helado de frutos secos: Picar doscientos gramos de nueces o bien avellanas y caramelizarlas con cien gramos de miel. Incorporar poquito a poco 1 dl. de crema de leche y remover suavemente; hacer una melaza con un vaso de vino; emplatar el postre con las nueces calientes y el vino; poner encima una bola de helado.