Beneficios de la miel de abejas

Efecto sobre las Heridas:

Una de las propiedades curativas de la Mieles su gran poder antibiótico (lo que evita la infección) y emoliente (que baja la inflamación). La inhibina es la substancia que logra que la miel aporte estos beneficios antimicrobianos. Se han efectuado estudios que prueban que los apósitos embebidos de miel son la mejor aplicación sobre las heridas, siendo de suma importancia sus beneficios en los casos de úlceras, quemaduras e inclusive heridas quirúrgicas inficionadas. En la sanación de las heridas asimismo se probó la relevancia de una de sus propiedades: la hidrofilia, conforme la que la miel tiene la cualidad de absorber el agua; merced a esta propiedad los apósitos siendo retirados dejaban la herida limpia sin suprimir el tejido nuevo que había generado el organismo y dejando la aplicación de un nuevo apósito sin precisar retirar ningún restos.

Efecto en Afecciones Respiratorias:

En el caso de las vías superiores, la Miel actúa sobre las mucosas de la nariz, laringe y alveolos pulmonares haciendo que sus propiedades actúen en los tratamientos de rinitis aguda y crónica, faringitis, bronquitis y otras enfermedades respiratorias.

Efecto en las Afecciones Cardiacas:

El corazón es un músculo que precisa de gran aporte energético debido a su trabajo incesante, por eso la Miel aporte beneficios a este esencial órgano, en tanto que su propiedad digestible y de simple asimilación aporta de forma rápida energía al miocardio toda vez que lo necesite. La miel no solo acelera la actividad del corazón sino asimismo contribuye a alimentar sus células y su glucosa contribuye a la dilatación venosa, propiedad fundamental para la circulación de la sangre. La miel aumenta el caudal de los vasos coronarios, con lo que facilita las contracciones del corazón y le ahorra energía en aquellos corazones agotados y castigados por el agobio.

Efecto en las Afecciones del Sistema Digestivo:

Se han efectuado estudios que señalan las ventajas de la miel en los casos de estreñimiento favoreciendo la asimilación de nutrientes y el movimiento intestinal. La Miel tiene una elevada concentración de fructosa que es ideal para el estreñimiento eventual, la fructosa sin digerir alimenta además de esto las bacterias que habitan en nuestro intestino y la fermentación que resulta de ello aporta agua al intestino grueso actuando como laxante. Otras de las propiedades de este comestible son que combate la acidez (cuando se consume tibia), resulta ventajosa en los casos de úlceras ayudando a su cicatrización, combate los dolores gástricos, reduce la capacitación de gases en el estómago y ayuda a combatir la gastritis.

Efecto en el Agotamiento Físico y Mental:

La Miel se aconseja para tratar el agotamiento físico y mental, si bien asimismo para tratar los estados de ansiedad y nerviosismo, esto es por el hecho de que la glucosa que contiene la miel es un nutriente esencial para las neuronas; además de esto este comestible da energía a las células musculares, lo que no solo calma los calambres, sino asimismo reduce las contracturas y la rigidez de los músculos provocadas por los nervios. Se han practicado estudios en pacientes que padecían corea y sufrían contracciones musculares a los que se les administraba miel.

Efecto en la Fertilidad:

Las conocidas propiedades somníferas de la miel hacen que esta sea asimismo aconsejable en pacientes con insomnio crónico; como en personas inquietas o bien agotadas.